El Proyecto Hidroeléctrico Reventazón (PHR) es un proyecto de 305.5 MW y fue desarrollado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la compañía nacional de energía de Costa Rica. El ICE construyó el Proyecto entre el 2012 y el 2016, con el apoyo financiero de la banca nacional e internacional. Actualmente, es el proyecto hidroeléctrico más grande construido en Centroamérica.

El PH Reventazón se ubica en la cuenca baja del Rio Reventazón, en la provincia de Limón y fluye hacia el Mar Caribe. El ICE completó la construcción del PHR en noviembre de 2016, e inició operaciones comerciales en marzo de 2017. Durante la construcción, el ICE empleó 2365 empleados de las comunidades locales y 2135 de otros lugares de Costa Rica. El PH Reventazón forma parte de un sistema de cascada de proyectos hidroeléctricos sobre el Río Reventazón y se encuentra aguas abajo de otros tres plantas hidroeléctricas (Angostura, Cachí y Río Macho) que son también propiedad y operados por el Grupo ICE.

La aplicación del Protocolo en la Planta Hidroeléctrica Reventazón representa la primera aplicación de este instrumento internacional en Costa Rica y así como en Centro América y el Caribe.

El Protocolo se aplicó en Julio del 2017 y se entrevistaron más de 100 personas relacionadas con la construcción de la obra, autoridades, vecinos, ONGs, entes financieros entre otros y se reviso evidencia documental. Otros Documentos importantes de referencia que brindaron información a los asesores que aplicaron el Protocolo incluyen las Políticas de Salvaguarda y desempeño de la banca multilateral.

Datos Planta Hidroeléctrica Reventazón